Mitos de la alimentación III – Hierbas, productos detox y otros fraudes

En este artículo vamos a tratar una serie de productos que podemos encontrar en diversos comercios y que supuestamente nos aportan todo tipo de beneficios, aunque la realidad sea bien distinta

Hierbas milagrosas

Las hay de todo tipo, para perder peso, diuréticos, para todo tipo de enfermedades y, si nos ponemos, hasta para hacer la declaración de la renta. Ortosifón y Cola de Caballo se utilizan como diuréticos y para promover la pérdida de peso, pero la realidad es que no vamos a perder peso con diuréticos, y en el caso de la Cola de Caballo, podemos sufrir importantes efectos secundarios. Además, el uso de diuréticos sin justificación puede ser nefasto para nuestra salud, ya que podemos llegar a la deshidratación y a la alteración del equilibrio electrolítico, lo que puede tener graves consecuencias. ¿Y no hay ninguna planta que funcione? Bueno, alguna sí, pero con matices. Por ejemplo, el glucomanano y el plantago se han estudiado como coadyudantes en dietas de adelgazamiento, habiendo conseguido ciertos resultados, pero se consiguen porque, acompañados de abundante agua, “se hinchan” en el estomago, por lo que engañamos a nuestro sistema digestivo haciéndole creer que ya estamos saciados, así de simple. La cafeína es un extracto muy estudiado en la pérdida de peso y como termogénico, siendo prácticamente la única sustancia que ha mostrado cierta eficacia en estudios, pero eso no significa que debamos abusar de ella, ya que en exceso puede tener graves consecuencias. En conclusión, la mayor parte de estas hierbas y productos “naturales” solo nos servirán para perder nuestro dinero, y en algunos casos, también nuestra salud. Si de verdad queremos perder peso hay que cuidar nuestra alimentación y hacer ejercicio, no hay otra fórmula.

Aguas con súper poderes

Recientemente han aparecido en el mercado unas aguas “enriquecidas y mejoradas” que llevan camino de convertirse en una moda y que supuestamente presentan unas propiedades de las que carecen el resto de aguas embotelladas o las del grifo. Una de ellas es el “agua hidrogenada”. Sus fabricantes indican que este producto aporta el hidrógeno necesario para nuestras células (¿?) y eso conduce a importantes beneficios. La realidad es que el hidrógeno es muy poco soluble en agua y muy reactivo y acabará en unas pocas burbujas que se convertirán en agua o se evaporarán, por lo que no notaremos absolutamente ninguna otra cosa que no sea perder nuestro dinero. Otra moda es el agua de mar embotellada que han empezado a venderse en algunos herbolarios españoles. Los médicos lo advierten de forma clara: estas aguas tienen hasta el triple de sal que un agua dulce embotellada, puede aumentar la presión arterial, provocar diarreas, nauseas e incluso alterar el ritmo cardíaco. Y el remate: agua cruda embotellada. Hablamos de un tipo de agua que no se ha sometido a control ni tratamiento alguno y que, por si fuera poco, se vende a precios muy elevados y lo único que conseguiremos en poner en serio riesgo nuestra salud.

La peligrosa moda detox

Arrasan en el mercado y en muchas cafeterías y restaurantes los zumos detox, pero vamos a ver que no es una buena idea su consumo. Se hace referencia al término detox como desintoxicante, es decir, para eliminar toxinas, pero la cruda realidad es que no tenemos toxinas, no al menos de forma natural. Pero veamos esto en profundidad para entenderlo mejor. El significado etimológico que se esconde detrás de esta palabra es el de ‘flecha envenenada’, que se origina en el griego toxon ‘arco’. De toxon derivó al adjetivo toxikós ‘referente a arcos y flechas’, que más tarde daría lugar a toxikón, es decir ‘veneno para poner en las flechas’ y al latín toxicum, que significa ‘veneno’. Por lo tanto, en realidad una toxina es un veneno ajeno a nuestro organismo, de esta forma, por muchos zumos detox que tomemos, no vamos a desechar algo que no tenemos. Los venenos o toxinas solo pueden entrar a nuestro organismo por el exterior, por ejemplo, mediante la picadura de una abeja o a través de la ingestión de un alimento envenenado, y en ese caso, poco vamos a poder hacer con un zumo detox. Lo que tenemos en nuestro cuerpo en realidad son productos de desecho fruto de los diferentes procesos físicos y químicos que tienen lugar para poder mantener las funciones de los órganos del cuerpo humano, y que si bien son nocivos, se mantienen dentro de los órganos que se encargan de su gestión y eliminación. En palabras claras y cristalinas, nuestro sistema detox son nuestros riñones e hígado principalmente. No necesitamos nada más. ¿Que es lo que sí que pueden hacer el zumo y productos detox por nosotros? Lo primero, vaciar nuestro bolsillo, dañar nuestros riñones, al contener altas cantidades de ácido oxálico contenido en las acelgas y espinacas crudas que se utilizan para hacer estos zumos y que en pequeñas cantidades no supone ningún problema, pero en los zumos se utilizan cantidades mayores de estos productos y la concentración de este ácido se dispara. También potencian la formación de cálculos renales, pueden irritar el esófago y el estomago, impedir la correcta absorción de minerales fundamentales como el calcio, el hierro, el potasio, el magnesio o el sodio, elevan los niveles de glucemia de forma brusca, aumentan el apetito y causar malestar como dolor de cabeza, debilidad, diarrea y otros trastornos.

CONCLUSIÓN: La verdadera clave para adelgazar es mantener una ingesta de calorías adecuadas basada en una alimentación adecuada y la práctica de ejercicio físico de forma regular. No existen productos milagrosos con todo tipo de supuestos beneficios. Todos estos productos servirán para tirar nuestro dinero y poner en serio peligro nuestra salud.

Fuentes:

GONZALEZ CANGA, A. et al. Glucomanano: propiedades y aplicaciones terapéuticas. Nutr. Hosp. [online]. 2004, vol.19, n.1 [citado 2013-04-28], pp. 45-50.

MOSQUERA VARELA, G. et al. Dietas y Productos Milagro. Instituto de Nutrición y Transtornos alimentarios de la Comunidad de Madrid, INUTCAM. 2009.

© MVM SPORTS – 2018

Si te resulta interesante y útil este artículo agradeceremos tu like y que lo compartas

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *