Historias de Superación I

Iniciamos una serie de artículos que hemos titulado como Historias de Superación, historias sobre personas que tuvieron que superar muchas dificultades para poder triunfar, no solo en el deporte, sino en el mundo de la moda, los negocios y un largo etcétera, con el propósito de animaros y entender y transmitir uno de mis lemas favoritos: Si se quiere, se puede.

Y nada mejor para empezar esta saga de artículos que traeros la historia de la modelo alicantina Marián Ávila. El mundo de la moda, como tantos otros ámbitos profesionales, tiene una competencia feroz. Hay muchos obstáculos que superar si una modelo, un fotógrafo, una maquilladora o una estilista quiere triunfar en este complicado mundo, pero en el caso de Marían Ávila había un obstáculo más; tiene Síndrome de Down. Pero esta guapa modelo pensó que para ella eso no era un obstáculo en absoluto y se decidió a cumplir su sueño bajo el lema “Yo puedo”.

Marián ha tenido que trabajar muy duro para poder alcanzar su meta y su sueño, desfilar en Nueva York. Y tanto trabajo duro hizo que fuera visible para la modelo Kenzie Dugmore, quien ostenta el título de Miss Citrus State Jr adolescente de Estados Unidos 2017. Este título permitió a Kenzie representar a una plataforma de su elección y apostó por apoyar dos causas, el Síndrome de Down y la lucha contra el Bullying, es decir, contra el acoso. Investigando sobre el Síndrome de Down se topó con la historia de Marián y fue así como descubrió que el sueño de la modelo española era desfilar en Nueva York, así que empezó a preguntarse como poder hacer este sueño realidad.

Kenzie habló con Talisha White, diseñadora amiga suya que iba a presentar una colección de vestidos de gala en Nueva York. La diseñadora aceptó encantada la propuesta de contar con ella, cumpliendo así el sueño de Marián Ávila. Desfilará este próximo 8 de Septiembre en el Park Central Hotel 870, y lo hará en dos pases, uno por la mañana y otro por la tarde.

Alguien podría pensar que Marián ha tenido suerte de estar en el lugar adecuado en el momento adecuado, de haberse cruzado en el camino de Kenzie Dugmore y otras circunstancias y puede que dichas circunstancias la hayan ayudado, pero sin duda estas circunstancias se han dado porque ella se las ha ganado. Si no hubiera trabajado duro, si no hubiera dicho “yo puedo”, si no hubiera perseguido su sueño a pesar de todas los obstáculos, jamás habría desfilado en Nueva York y jamás habría hecho realidad su sueño, su meta. Y es que la suerte existe sí, pero hay que saber buscarla y Marián Ávila, un verdadero ejemplo para todos, se ha ganado a pulso su suerte.

Conclusión: Si se quiere, se puede. Hay que trabajar duro, hay que superar muchos obstáculos, pero si los demás pueden, nosotros también podemos. Y tú, ¿quieres conseguir tus metas?

Comparte y comenta si te gusta este artículo.

(C) MVM SPORTS – 2018

1 comentario
  1. Carmen
    Carmen Dice:

    Qué bien que estas historias sean publicadas y tengan difusión, por reconocimiento al esfuerzo y trabajo de los protagonistas, (la protagonista en este caso), y para que nos sirvan de ejemplo e inspiración a los demás.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *